martes, 20 de mayo de 2014

Modelos de Portabebés

Mochila ergonómica: De fácil colocación, normalmente con broches y cómodo de ajustar. El bebé irá siempre colocado mirando al porteador con una postura ergonómica.
Reparte el peso entre hombros espalda y riñones, por lo resulta muy adecuado para portear durante largos paseos y muy cómoda para niños más mayorcitos.

porteo


Fular: Rectángulo de tela de una longitud de entre 4 y 7 metros aproximadamente. Se colocará al bebé entre la tela y el porteador sujetando al bebé mediante nudos.
Podemos encontrar fulares elásticos o tejidos, la principal diferencia será el tejido siendo el primero más adecuado para los bebés más pequeños, incluso prematuros, y los segundos más resistentes, indicados para aguantar todo tipo de peso.

taller de porteo portabebé

Bandolera: Tela rectangular, habitualmente con una pareja de anillas en un extremo con el que se tensará la tela al pasarla por ellas. Portabebé rápido de colocar, generalmente, para portear a la cadera. En peso del bebé quedará repartido entre el hombro y la espalda, por lo que el tiempo de porteo disminuye al aumentar el peso del bebé.

portabebe bandolera


Pouch: Tela cosida en forma de tubo que se coloca en diagonal apoyada en un hombro a modo de bolsa donde colocaremos en el interior al bebé. Poratabebé ligero y con la ventaja de que ocupa muy poco espacio. Funciona por tallas.

Pouch


Mei Tai o portabebé asiático: Portabebé usado tradicionalmente en Asia. Formado por un rectángulo de tela que cubrirá el cuerpo del bebé y cuatro tiras que irán anudadas al porteador

Mei Tai

Kanga o portabebé africano: También llamado Paño, tela rectangular que se colocará alrededor, normalmente de la espalda del porteador anudadas por los extremos, con un nudo por encima del pecho y otro por debajo. Es fácil que se desajuste por lo que es recomendable revisar los nudos y reajustar para conseguir un porteo seguro. Lo más habitual es encontrarlos hechos con vistosas y coloridas telas.

kanga paño africano

Otros  portabebes ligeros, el Tonga o el Suppori. Los podemos encontrar por tallas o ajustables. Confeccionados con una tela de red. Se caracterizan por ser ligeros y ocupar muy poco espacio. Se suele tener como un portabebé complementario al habitual. Ideales para portear en el agua. Recomendados para niños capaces de controlar su peso, ya que la zona de sujeción es mucho más estrecha que la de la bandolera. El peso se recoge en el hombro y espalda. Estupendo para breves períodos de paseos y niños que suben y bajan del portabebé con frecuencia.

Suppori

No hay comentarios:

Publicar un comentario