martes, 27 de mayo de 2014

¡Nos convertimos en granjeros!

Hace un par de semanas os conté que nos íbamos a la Granja-Escuela La Torre y no quería quedarme sin contar lo bien que lo pasamos!

La experiencia fue fabulosa, estuvimos haciendo estupendo recorrido por la granja de la mano de María, quien nos explicó un montón de cosas de los animales que fuimos viendo.

Menuda Tribu en la Granja Escuela



Primero visitamos a las cabras, que son unos animales mucho más cariñosos de lo que me imaginaba. Estuvimos dándolas de comer e incluso ordenándolas. Mi hijo Javier fue todo un experto al ordeñarla y yo no conseguí sacarle ni una gota de leche. Había también una que acababa de tener un cabritillo hacia apenas 10 días ¡Qué chiquitina!

Después pasamos a ver a las ovejas, que por cierto estaban embarazadas. Son mas asustadizas que las cabras, pero aun así los niños tuvieron la oportunidad de esquilar a una como se hacia antiguamente, tocar la lana y ver la diferencia de suavidad de la parte exterior e interior.

Menuda Tribu en la Granja Escuela

Estuvimos con las dos burritas y a la vaca Petra. Aprendimos mucho sobre cada animal, les dimos de comer y les acariciamos con cuidado y respeto.

Después hicimos un descanso donde degustamos cantidad de productos ecológicos y riquísimos que nos prepararon. La verdad es que nos pusimos las botas y cogimos fuerzas para la otra mitad de la visita, que la terminamos en el corral. 

Allí tuvimos ocasión de ver como los pavos se "pavoneaban" exhibiendo su plumaje, dar de comer a las gallinas y recoger sus huevos, conocer a la cerdita Fortunata y acariciar a los conejos, de quienes se enamoró locamente Adriana. Cada vez que veía a un conejo corría hacia él como si no hubiese mañana. La verdad es que no tuvo miedo de ningún animal, sí respeto, pero como la curiosidad es más poderosa, se iba acercando con cuidado y delicadeza. Bueno, delicadeza toda la que mi hija puede tener... Pero se convirtió en una granjera experta.

Menuda Tribu en la Granja EscuelaMenuda Tribu en la Granja Escuela

Y aunque sean animales mas habituales en nuestro entorno mas cercano no podemos olvidarnos de los patos y ocas del estanque y los dos perros que había en la granja.

Para terminar hicimos una visita a una salita donde explicaron a los niños cómo nacían los pollitos. Allí estaba una incubadora con los huevos y en otro lado los pollitos que acababan de salir del cascarón. Por cierto, ¿Sabéis cómo saben si los huevos que ponen las gallinas son con pollito o para comer?

Nos lo pasamos genial en la Granja-Escuela y la recomiendo a todo el mundo sin dudarlo. Y para los que estéis buscando unas colonias de verano diferentes, no dejéis de ver esta oferta que tienen para los niños de 4-12 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario