lunes, 1 de septiembre de 2014

Porteando con bandolera

Este verano hemos ido al pueblo, y como (casi) todos los pueblos tiene largas y empinadas cuestas, zonas empedradas, caminos sin asfaltar e interminables escaleras. Vamos, todo un reto para quienes quieran pasear con carrito.

https://menudatribublog.blogspot.com/

Javier va de un lado a otro correteando, pero tras largos paseos aún se cansa sobre todo cuando toca volver a casa. Y Adriana esta en esa etapa del porteo en que ahora subo, ahora bajo, ahora vuelvo a subir y ahora quiero volver a bajar... Así que este verano mi aliada ha sido la bandolera.


La bandolera es portabebé que consiste en una tela larga que en un extremo lleva dos anillas que nos permiten ajustarla al tamaño nuestro y del bebé.

Así que hoy os traigo 5 razones por las que os recomiendo una bandolera en vuestro fondo de porteo:

1- Es rápida de poner: Precisamente es ideal para cuando los niños están en esa etapa de subir/bajar continuamente del portabebé porque es muy rápida y fácil de colocar.

2- Se ajusta perfectamente al cuerpo del del niño, independientemente de su altura o peso: su ajuste permite usarse con bebés desde recién nacidos hasta niños grandes, en mi caso este verano he porteado indistintamente a Adriana (18 meses) y Javier (3 años y medio).

https://menudatribublog.blogspot.com/https://menudatribublog.blogspot.com/

3- Se puede usar perfectamente por padres de diferente talla: Gracias al ajuste de anillas y el largo de la bandolera se puede usar por padres de diferente talla sin problemas.

4- No ocupa ni pesa: Sus dimensiones cuando se dobla y su escaso peso la hacen perfecta para llevar en el bolso sin que nos moleste. Así estará siempre a mano para cuando la necesitemos sin estar cargando innecesariamente con un portabebé voluminoso.

5- Es muy fresquita: Cuando toca portear en verano, un fular elástico o una mochila pueden resultar muy calurosas. La bandolera es una opción mucho más fresquita por su tejido y porque llevamos menos capas de tela que con otros portabebés.

Así que si te ves identificada con alguna de estas situaciones no dudes en probar una bandolera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario