jueves, 22 de enero de 2015

Haciendo nieve casera

Hace un par de semanas encontramos en el pueblo un trineo, con tan mala suerte de estar en enero a 22 grados y sin una pizca de nieve... Cuando lo puse en el facebook algunos me contestabais que tenía que haber hecho yo la nieve, así que me puse a investigar y hemos hecho nieve casera!! (Qué fácil soy de picar eh!)

Hay varias formas de hacerlo, pero yo me decanté por la que me pareció más fácil y menos engorrosa.

Se necesita bicarbonato de sodio y agua... Y ganas de pasarlo bien por supuesto.



Tenéis que poner el bicarbonato en un bol y luego ir añadiendo el agua fría poco a poco. Ojo con no pasarse de agua como me sucedió a mí, que luego fue difícil rectificar y dejarla en el punto exacto porque se me acabó el bicarbonato. Me quedó un poco más líquida de lo que tenía que ser, aun así el resultado fue decente, pero con algo más de practica lo volveremos a intentar. En textura y tacto se debe quedar igual que la de verdad, y como esta fría y húmeda la sensación es la misma que con la nieve.


Si cuando ya se hayan cansado y terminéis, quieres dar la sorpresa final, puedes echar un chorro de vinagre: saldrá un montón de espuma que les sorprenderá.


Espero que os haya gustado el experimento que os proponemos hoy y que lo disfrutéis!

2 comentarios:

  1. Hola!! He descubierto hace poco tu blog y me encanta!!! llevo dos dias sin salir de aqui, jajaja!! Esto tengo que probarlo pero de momento estoy con el libro de la lupa para sorprender a mi pequeño detective.
    Un saludo y gracias por compartir tanta imaginación!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias :)
      Me alegra un montón que te sirvan mis ideas y espero que las disfrutes mucho con tu pequeño detective!!! Un abrazo!!

      Eliminar