lunes, 1 de junio de 2015

Hoy creamos ¡Arena mágica!

Esto lo hicimos hace mucho pero entre unas cosas y otras no me había dado tiempo para enseñároslo y la verdad es que quedó súper chulo.

Para hacer arena mágica necesitamos:
- Arena, por ejemplo de playa.
- Bandeja: mejor ancha para poder extender bien la arena.
- Spray impermeabilizante. Este es nuestro ingrediente secreto y que podéis comprar en algunos supermercados (en la sección de calzado), en tiendas especializadas de pesca, o también en el decathlon que es donde lo compré yo, me costó unos 6€ y va genial.

Spray


Para que los míos, que aún son pequeños, entendieran bien la propiedad que iba a convertir la arena normal en arena mágica, reservé la mitad para que pudiesen comparar luego los resultados.

Y empezamos! Pon la arena en una bandeja y la extiendes. Pulveriza con el spray impermeabilizante toda la arena de la superficie, y luego agita un poco la bandeja para remover la arena y volver a pulverizar con el spray. Esto repítelo 2-3 veces para asegurarte que todos los granos quedan bien impregnados.

Luego deja reposar la arena hasta que se seque completamente y ya lo tenemos listo, tienes preparada tu arena hidrofóbica.

Dependiendo de la edad de los niños, podéis darles primero la arena normal y que la mezclen con agua, verán que consiguen barro y sus características como cuando llueve o hacen castillos en la orilla del mar. Así nuestra arena mágica les sorprenderá aún más cuando se la presentéis después. 

¿Qué podemos hacer con ella? Podéis echarla sobre un frasco de agua y veréis cómo al entrar en contacto con el agua se junta toda la arena en "churros". Si después la sacáis comprobareis que ¡¡SIGUE SECA!!

También podéis con una jeringuilla echar agua sobre la bandeja de arena, los peques se asombraran cuando las gotas en lugar de fundirse con la arena, resbalan sobre ella. Incluso luego, podéis recoger el agua con la misma jeringuilla sin problemas.

Pero como sé que lo que queréis es ver cómo queda realmente, os dejo este vídeo de cuando lo hicimos nosotros.


Espero que este experimento os haya gustado y lo hagáis con vuestros peques porque es rápido, fácil, barato y muy resultón.

Y si os ha gustado este post no dejes de compartirlo y dejar tu comentario :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario